Santísima Muerte Ayudame

Poderosísima oración e invocación a La Santa Muerte para amarrar y hacer retornar en siete días a un amante, novio, o marido a tu lado.

Por los poderes de la tierra,
Por la presencia del fuego,
Por la inspiración del aire,
Por las virtudes del agua,
Invoco y conjuro a la Santa Muerte.

Por la fuerza de los ardientes corazones sagrados y de las lágrimas amargas derramadas por amor,
Para que se dirijan a (…nombre de nuestro amante…) donde esté, trayendo su espíritu ante mi (…nombre propio…); amarrándolo definitivamente al mío.

Que su espíritu se bañe en la esencia de mi amor y me devuelva el amor en cuádruple.

Que (…nombre de nuestro amante…) jamás quiera a otra persona y que su cuerpo solo a mi me pertenezca. Que mis recuerdos lo apresen para siempre, por los poderes de esta Oración.

Mi niña blanca, Santísima muerte usa tu poder y aleja a (…nombre de nuestro amante…) de cualquier mujer con quien el esté en este momento, si estuviera; que haz que su boca solo pronuncie y diga mi nombre.

Yo (…nombre propio…); quiero amarrar el espíritu y cuerpo de (…nombre de nuestro amante…) porque lo quiero amarrado y enamorado perdidamente de mi.

Quiero que el se quede dependiente y esclavo de mi amor, quiero verlo loco por mi deseándome ardientemente como si yo (…nombre propio…); fuese la última mujer en la faz de la tierra.

Quiero su corazón prendido a mí eternamente, que en nombre de la gran Reina Santísima Muerte florezca este sentimiento dentro de (…nombre de nuestro amante…) dejándolo preso a mi las 24 horas del día.

“OH Mi niña blanca, Santísima Muerte, has de traer a (…nombre de nuestro amante…) para mi, pues yo a el lo deseo, y lo quiero deprisa. Por tus poderes ocultos, que (…nombre de nuestro amante…) comience a amarme y a desearme a mi (…nombre propio…); a partir de este exacto instante y que el piense sólo en mi (…nombre propio…); como si yo fuese la única persona del mundo.

Que (…nombre de nuestro amante…) venga corriendo hacia mí, lleno de esperanzas y deseo, que no tenga sosiego ni paz, ni descanso hasta que venga a buscarme, y vuelva manso u dulce a mí lado.

Santísima Muerte yo te imploro para que me traigas urgente a
(…nombre de nuestro amante…). Que me ame y me desee mucho, y venga manso y apasionado como yo lo deseo.

Yo (…nombre propio…) agradezco a la Santísima Muerte.
Y prometo siempre llevar su nombre conmigo. OH! Poderosa mi Niña Blanca, Santísima Muerte, Quiero de vuelta a mi amado (…nombre de nuestro amante…), que me entristece con su desprecio, y me hiere con su olvido.

Quiero que el olvide y deje de una vez y para siempre, todos los otros amores, y a los que nos quieran separar.

Que sea desanimado y frío con otras personas, que se desanime y sea frío con todas las otras mujeres, que cualquier otra mujer que este con (…nombre de nuestro amante…) se estrese y se desencante de el, y quiero que se peleen, y que el salga inmediatamente de la vida de ella, y le tome enojo, odio, aversión, rabia y rencor.

Y que (…nombre de nuestro amante…) sienta enojo, odio, repulsión y rabia de cualquier otra mujer que ande con el ahora, y que ellos terminen esa relación urgentemente.

Que el se sienta solo, humillado y avergonzado.
Que (…nombre de nuestro amante…) venga a mi lado, pida mi amor y mi perdón.

Oh! Linda Poderosa Santa Muerte, que en ese momento (…nombre de nuestro amante…) no quiera más andar con nadie, ni con sus amigos. Que pase sus días y sus noches pensando en mí, y pensando cómo va a hacer para HACERME FELIZ.

Necesito mi Niña Blanca una señal, una llamada telefónica, cualquier contacto para yo saber si (…nombre de nuestro amante…) piensa en mi y que me quiere, y me quite de esa oscuridad.

Que (…nombre de nuestro amante…) hable conmigo, que sienta fuertemente que me echa de menos.

Usted Santa Muerte es fuerte y poderosa, traiga a mi amado a mis pies, para no más salir, y que venga corriendo, que deje todo y a todos, y que sólo piense en mi, y en hacerme el amor apasionadamente, que me penetre por adelante y por atrás apasionadamente, que me bañe con el jugo de su simiente, y que se embriague de lujuria con el néctar de mi sexo, que sus labios deseen profundamente lamer la miel de mis seños, y solo a mi me haga gemir de éxtasis y placer.

Oh mi linda y poderosa Niña Blanca, Santísima Muerte, yo te pido que con tu grande y fuerte poder quites todas las barreras que están impidiendo que (…nombre de nuestro amante…) ame y desee locamente y quiera unirse a mi (…nombre propio…). Quiero a mi amado, amándome, deseándome y admirándome siempre.

Que el no sienta mas deseos sexuales por ninguna otra persona. Que su miembro viril solo se endurezca al pensar en mi, o al rozar mi piel.

Que su blanca y cálida simiente termine siempre sobre mi cuerpo, haciéndome gozar y vibrar de placer y amor.

Que todos sus deseos sean sólo para mi, que sus pensamientos, gentilezas y bondades sean sólo para mí.

Que (…nombre de nuestro amante…) quiera de verdad que yo (…nombre propio…) me quede con el, y que el se quede conmigo.

Pero además, quiero que Usted, Linda Poderosa Santa Muerte, aleje de (…nombre de nuestro amante…) a toda y cualquier otra mujer, para que podamos ser felices juntos.

Que el sólo sienta atracción y deseo sexual por mi.
Que el me llame por teléfono, desde mañana y a todo instante.
Que sienta nostalgia por mi persona, y que sufra lejos de mi y no aguante mas ese sufrir.

Quiero que el me busque hoy y ahora. Quiero oír la voz de el, pidiendo verme para estar conmigo y volviendo a mi lado para siempre, diciéndome que me ama y que me quiere solo a mi.

Gracias mi Niña Blanca por el favor concedido.
GRACIAS MI SANTISIMA MUERTE EN TI CREO, Y EN TI CONFIO…

Nota: Copie y pegue un pedido igual a este en 7 altares diferentes y dentro de 7 días su pedido será realizado

5 thoughts on “Amarre para que regrese el ser amado”

  1. Quisiera saber como es para que la Santa Muerte me escuche, siempre fui devota le pido siempre, pero creo que pido mal. Por favor si serian amable de ayudarme.

  2. Por los poderes de la tierra,
    Por la presencia del fuego,
    Por la inspiración del aire,
    Por las virtudes del agua,
    Invoco y conjuro a la Santa Muerte.
    Por la fuerza de los ardientes corazones sagrados y de las lágrimas amargas derramadas por amor,
    Para que se dirijan a (Rodrigo García Martínez) donde esté, trayendo su espíritu ante mi (Daniela Hernández del Bosque); amarrándolo definitivamente al mío.
    Que su espíritu se bañe en la esencia de mi amor y me devuelva el amor en cuádruple.
    Que (Rodrigo García Martínez) jamás quiera a otra persona y que su cuerpo solo a mí me pertenezca. Que mis recuerdos lo apresen para siempre, por los poderes de esta Oración.
    Mi niña blanca, Santísima muerte usa tu poder y aleja a (Rodrigo García Martínez) de cualquier mujer con quien él esté en este momento, si estuviera; que haz que su boca solo pronuncie y diga mi nombre.
    Yo (Daniela Hernández del Bosque); quiero amarrar el espíritu y cuerpo de (Rodrigo García Martínez) porque lo quiero amarrado y enamorado perdidamente de mí.
    Quiero que él se quede dependiente y esclavo de mi amor, quiero verlo loco por mi deseándome ardientemente como si yo (Daniela Hernández del Bosque); fuese la última mujer en la faz de la tierra.
    Quiero su corazón prendido a mí eternamente, que en nombre de la gran Reina Santísima Muerte florezca este sentimiento dentro de (Rodrigo García Martínez) dejándolo preso a mí las 24 horas del día. “OH Mi niña blanca, Santísima Muerte, has de traer a (Rodrigo García Martínez) para mí, pues yo a él lo deseo, y lo quiero deprisa. Por tus poderes ocultos, que (Rodrigo García Martínez) comience a amarme y a desearme a mí (Daniela Hernández del Bosque); a partir de este exacto instante y que el piense sólo en mi (Daniela Hernández del Bosque); como si yo fuese la única persona del mundo.
    Que (Rodrigo García Martínez) venga corriendo hacia mí, lleno de esperanzas y deseo, que no tenga sosiego ni paz, ni descanso hasta que venga a buscarme, y vuelva manso u dulce a mí lado.
    Santísima Muerte yo te imploro para que me traigas urgente a
    (Rodrigo García Martínez). Que me ame y me desee mucho, y venga manso y apasionado como yo lo deseo.
    Yo (Daniela Hernández del Bosque) agradezco a la Santísima Muerte.
    Y prometo siempre llevar su nombre conmigo. ¡OH! Poderosa mi Niña Blanca, Santísima Muerte, Quiero de vuelta a mi amado (Rodrigo García Martínez), que me entristece con su desprecio, y me hiere con su olvido.
    Quiero que el olvide y deje de una vez y para siempre, todos los otros amores, y a los que nos quieran separar.
    Que sea desanimado y frío con otras personas, que se desanime y sea frío con todas las otras mujeres, que cualquier otra mujer que este con (Rodrigo García Martínez) se estrese y se desencante de él, y quiero que se peleen, y que el salga inmediatamente de la vida de ella, y le tome enojo, odio, aversión, rabia y rencor.
    Y que (Rodrigo García Martínez) sienta enojo, odio, repulsión y rabia de cualquier otra mujer que ande con el ahora, y que ellos terminen esa relación urgentemente. Que él se sienta solo, humillado y avergonzado.
    Que (Rodrigo García Martínez) venga a mi lado, pida mi amor y mi perdón.
    Oh! Linda Poderosa Santa Muerte, que en ese momento (Rodrigo García Martínez) no quiera más andar con nadie, ni con sus amigos. Que pase sus días y sus noches pensando en mí, y pensando cómo va a hacer para HACERME FELIZ.
    Necesito mi Niña Blanca una señal, una llamada telefónica, cualquier contacto para yo saber si (Rodrigo García Martínez) piensa en mí y que me quiere, y me quite de esa oscuridad.
    Que (Rodrigo García Martínez) hable conmigo, que sienta fuertemente que me echa de menos.
    Usted Santa Muerte es fuerte y poderosa, traiga a mi amado a mis pies, para no más salir, y que venga corriendo, que deje todo y a todos, y que sólo piense en mí, y en hacerme el amor apasionadamente, que me penetre por adelante y por atrás apasionadamente, que me bañe con el jugo de su simiente, y que se embriague de lujuria con el néctar de mi sexo, que sus labios deseen profundamente lamer la miel de mis senos, y solo a mí me haga gemir de éxtasis y placer.
    Oh mi linda y poderosa Niña Blanca, Santísima Muerte, yo te pido que con tu grande y fuerte poder quites todas las barreras que están impidiendo que (Rodrigo García Martínez) ame y desee locamente y quiera unirse a mi (Daniela Hernández del Bosque). Quiero a mi amado, amándome, deseándome y admirándome siempre.
    Que él no sienta más deseos sexuales por ninguna otra persona. Que su miembro viril solo se endurezca al pensar en mí, o al rozar mi piel. Que su blanca y cálida simiente termine siempre sobre mi cuerpo, haciéndome gozar y vibrar de placer y amor. Que todos sus deseos sean sólo para mí, que sus pensamientos, gentilezas y bondades sean sólo para mí.
    Que (Rodrigo García Martínez) quiera de verdad que yo (Daniela Hernández del Bosque) me quede con él, y que él se quede conmigo.
    Pero además, quiero que Usted, Linda Poderosa Santa Muerte, aleje de (Rodrigo García Martinez) a toda y cualquier otra mujer, para que podamos ser felices juntos.
    Que el sólo sienta atracción y deseo sexual por mí.
    Que él me llame por teléfono, desde mañana y a todo instante.
    Que sienta nostalgia por mi persona, y que sufra lejos de mí y no aguante más ese sufrir.
    Quiero que él me busque hoy y ahora. Quiero oír la voz de él, pidiendo verme para estar conmigo y volviendo a mi lado para siempre, diciéndome que me ama y que me quiere solo a mí.
    Gracias mi Niña Blanca por el favor concedido.
    GRACIAS MI SANTISIMA MUERTE EN TI CREO, Y EN TI CONFIO…

  3. Por los poderes de la tierra,
    Por la presencia del fuego,
    Por la inspiración del aire,
    Por las virtudes del agua,
    Invoco y conjuro a la Santa Muerte.
    Por la fuerza de los ardientes corazones sagrados y de las lágrimas amargas derramadas por amor,
    Para que se dirijan a (____________________) donde esté, trayendo su espíritu ante mi (__________________); amarrándolo definitivamente al mío.
    Que su espíritu se bañe en la esencia de mi amor y me devuelva el amor en cuádruple.
    Que (__________________) jamás quiera a otra persona y que su cuerpo solo a mí me pertenezca. Que mis recuerdos lo apresen para siempre, por los poderes de esta Oración.
    Mi niña blanca, Santísima muerte usa tu poder y aleja a (__________________) de cualquier mujer con quien él esté en este momento, si estuviera; que haz que su boca solo pronuncie y diga mi nombre.
    Yo (__________________); quiero amarrar el espíritu y cuerpo de (__________________) porque lo quiero amarrado y enamorado perdidamente de mí.
    Quiero que él se quede dependiente y esclavo de mi amor, quiero verlo loco por mi deseándome ardientemente como si yo (__________________); fuese la última mujer en la faz de la tierra.
    Quiero su corazón prendido a mí eternamente, que en nombre de la gran Reina Santísima Muerte florezca este sentimiento dentro de (__________________) dejándolo preso a mí las 24 horas del día. “OH Mi niña blanca, Santísima Muerte, has de traer a (__________________) para mí, pues yo a él lo deseo, y lo quiero deprisa. Por tus poderes ocultos, que (__________________) comience a amarme y a desearme a mí (__________________); a partir de este exacto instante y que el piense sólo en mi (__________________); como si yo fuese la única persona del mundo.
    Que (__________________) venga corriendo hacia mí, lleno de esperanzas y deseo, que no tenga sosiego ni paz, ni descanso hasta que venga a buscarme, y vuelva manso u dulce a mí lado.
    Santísima Muerte yo te imploro para que me traigas urgente a (__________________). Que me ame y me desee mucho, y venga manso y apasionado como yo lo deseo.
    Yo (__________________) agradezco a la Santísima Muerte. Y prometo siempre llevar su nombre conmigo. ¡OH! Poderosa mi Niña Blanca, Santísima Muerte, Quiero de vuelta a mi amado (__________________), que me entristece con su desprecio, y me hiere con su olvido.
    Quiero que el olvide y deje de una vez y para siempre, todos los otros amores, y a los que nos quieran separar.
    Que sea desanimado y frío con otras personas, que se desanime y sea frío con todas las otras mujeres, que cualquier otra mujer que este con (__________________) se estrese y se desencante de él, y quiero que se peleen, y que el salga inmediatamente de la vida de ella, y le tome enojo, odio, aversión, rabia y rencor.
    Y que (__________________) sienta enojo, odio, repulsión y rabia de cualquier otra mujer que ande con el ahora, y que ellos terminen esa relación urgentemente. Que él se sienta solo, humillado y avergonzado.
    Que (__________________) venga a mi lado, pida mi amor y mi perdón.
    Oh! Linda Poderosa Santa Muerte, que en ese momento (__________________) no quiera más andar con nadie, ni con sus amigos. Que pase sus días y sus noches pensando en mí, y pensando cómo va a hacer para HACERME FELIZ.
    Necesito mi Niña Blanca una señal, una llamada telefónica, cualquier contacto para yo saber si (__________________) piensa en mí y que me quiere, y me quite de esa oscuridad.
    Que (__________________) hable conmigo, que sienta fuertemente que me echa de menos.
    Usted Santa Muerte es fuerte y poderosa, traiga a mi amado a mis pies, para no más salir, y que venga corriendo, que deje todo y a todos, y que sólo piense en mí, y en hacerme el amor apasionadamente, que me penetre por adelante y por atrás apasionadamente, que me bañe con el jugo de su simiente, y que se embriague de lujuria con el néctar de mi sexo, que sus labios deseen profundamente lamer la miel de mis senos, y solo a mí me haga gemir de éxtasis y placer.
    Oh mi linda y poderosa Niña Blanca, Santísima Muerte, yo te pido que con tu grande y fuerte poder quites todas las barreras que están impidiendo que (__________________) ame y desee locamente y quiera unirse a mi (__________________). Quiero a mi amado, amándome, deseándome y admirándome siempre.
    Que él no sienta más deseos sexuales por ninguna otra persona. Que su miembro viril solo se endurezca al pensar en mí, o al rozar mi piel. Que su blanca y cálida simiente termine siempre sobre mi cuerpo, haciéndome gozar y vibrar de placer y amor. Que todos sus deseos sean sólo para mí, que sus pensamientos, gentilezas y bondades sean sólo para mí.
    Que (__________________) quiera de verdad que yo (__________________) me quede con él, y que él se quede conmigo.
    Pero además, quiero que Usted, Linda Poderosa Santa Muerte, aleje de (__________________) a toda y cualquier otra mujer, para que podamos ser felices juntos.
    Que el sólo sienta atracción y deseo sexual por mí.
    Que él me llame por teléfono, desde mañana y a todo instante.
    Que sienta nostalgia por mi persona, y que sufra lejos de mí y no aguante más ese sufrir.
    Quiero que él me busque hoy y ahora. Quiero oír la voz de él, pidiendo verme para estar conmigo y volviendo a mi lado para siempre, diciéndome que me ama y que me quiere solo a mí.
    Gracias mi Niña Blanca por el favor concedido.
    GRACIAS MI SANTISIMA MUERTE EN TI CREO, Y EN TI CONFIO…
    Nota: Copie y pegue un pedido igual a este aquí en 7 altares diferentes y dentro de 7 días su pedido será realizado

  4. Santísima Muerte Ayudame

    Poderosísima oración e invocación a La Santa Muerte para amarrar y hacer retornar en siete días a un amante, novio, o marido a tu lado.

    Por los poderes de la tierra,
    Por la presencia del fuego,
    Por la inspiración del aire,
    Por las virtudes del agua,
    Invoco y conjuro a la Santa Muerte.

    Por la fuerza de los ardientes corazones sagrados y de las lágrimas amargas derramadas por amor,
    Para que se dirijan a (…nombre de nuestro amante…) donde esté, trayendo su espíritu ante mi (…nombre propio…); amarrándolo definitivamente al mío.

    Que su espíritu se bañe en la esencia de mi amor y me devuelva el amor en cuádruple.

    Que (…nombre de nuestro amante…) jamás quiera a otra persona y que su cuerpo solo a mi me pertenezca. Que mis recuerdos lo apresen para siempre, por los poderes de esta Oración.

    Mi niña blanca, Santísima muerte usa tu poder y aleja a (…nombre de nuestro amante…) de cualquier mujer con quien el esté en este momento, si estuviera; que haz que su boca solo pronuncie y diga mi nombre.

    Yo (…nombre propio…); quiero amarrar el espíritu y cuerpo de (…nombre de nuestro amante…) porque lo quiero amarrado y enamorado perdidamente de mi.

    Quiero que el se quede dependiente y esclavo de mi amor, quiero verlo loco por mi deseándome ardientemente como si yo (…nombre propio…); fuese la última mujer en la faz de la tierra.

    Quiero su corazón prendido a mí eternamente, que en nombre de la gran Reina Santísima Muerte florezca este sentimiento dentro de (…nombre de nuestro amante…) dejándolo preso a mi las 24 horas del día.

    “OH Mi niña blanca, Santísima Muerte, has de traer a (…nombre de nuestro amante…) para mi, pues yo a el lo deseo, y lo quiero deprisa. Por tus poderes ocultos, que (…nombre de nuestro amante…) comience a amarme y a desearme a mi (…nombre propio…); a partir de este exacto instante y que el piense sólo en mi (…nombre propio…); como si yo fuese la única persona del mundo.

    Que (…nombre de nuestro amante…) venga corriendo hacia mí, lleno de esperanzas y deseo, que no tenga sosiego ni paz, ni descanso hasta que venga a buscarme, y vuelva manso u dulce a mí lado.

    Santísima Muerte yo te imploro para que me traigas urgente a
    (…nombre de nuestro amante…). Que me ame y me desee mucho, y venga manso y apasionado como yo lo deseo.

    Yo (…nombre propio…) agradezco a la Santísima Muerte.
    Y prometo siempre llevar su nombre conmigo. OH! Poderosa mi Niña Blanca, Santísima Muerte, Quiero de vuelta a mi amado (…nombre de nuestro amante…), que me entristece con su desprecio, y me hiere con su olvido.

    Quiero que el olvide y deje de una vez y para siempre, todos los otros amores, y a los que nos quieran separar.

    Que sea desanimado y frío con otras personas, que se desanime y sea frío con todas las otras mujeres, que cualquier otra mujer que este con (…nombre de nuestro amante…) se estrese y se desencante de el, y quiero que se peleen, y que el salga inmediatamente de la vida de ella, y le tome enojo, odio, aversión, rabia y rencor.

    Y que (…nombre de nuestro amante…) sienta enojo, odio, repulsión y rabia de cualquier otra mujer que ande con el ahora, y que ellos terminen esa relación urgentemente.

    Que el se sienta solo, humillado y avergonzado.
    Que (…nombre de nuestro amante…) venga a mi lado, pida mi amor y mi perdón.

    Oh! Linda Poderosa Santa Muerte, que en ese momento (…nombre de nuestro amante…) no quiera más andar con nadie, ni con sus amigos. Que pase sus días y sus noches pensando en mí, y pensando cómo va a hacer para HACERME FELIZ.

    Necesito mi Niña Blanca una señal, una llamada telefónica, cualquier contacto para yo saber si (…nombre de nuestro amante…) piensa en mi y que me quiere, y me quite de esa oscuridad.

    Que (…nombre de nuestro amante…) hable conmigo, que sienta fuertemente que me echa de menos.

    Usted Santa Muerte es fuerte y poderosa, traiga a mi amado a mis pies, para no más salir, y que venga corriendo, que deje todo y a todos, y que sólo piense en mi, y en hacerme el amor apasionadamente, que me penetre por adelante y por atrás apasionadamente, que me bañe con el jugo de su simiente, y que se embriague de lujuria con el néctar de mi sexo, que sus labios deseen profundamente lamer la miel de mis seños, y solo a mi me haga gemir de éxtasis y placer.

    Oh mi linda y poderosa Niña Blanca, Santísima Muerte, yo te pido que con tu grande y fuerte poder quites todas las barreras que están impidiendo que (…nombre de nuestro amante…) ame y desee locamente y quiera unirse a mi (…nombre propio…). Quiero a mi amado, amándome, deseándome y admirándome siempre.

    Que el no sienta mas deseos sexuales por ninguna otra persona. Que su miembro viril solo se endurezca al pensar en mi, o al rozar mi piel.

    Que su blanca y cálida simiente termine siempre sobre mi cuerpo, haciéndome gozar y vibrar de placer y amor.

    Que todos sus deseos sean sólo para mi, que sus pensamientos, gentilezas y bondades sean sólo para mí.

    Que (…nombre de nuestro amante…) quiera de verdad que yo (…nombre propio…) me quede con el, y que el se quede conmigo.

    Pero además, quiero que Usted, Linda Poderosa Santa Muerte, aleje de (…nombre de nuestro amante…) a toda y cualquier otra mujer, para que podamos ser felices juntos.

    Que el sólo sienta atracción y deseo sexual por mi.
    Que el me llame por teléfono, desde mañana y a todo instante.
    Que sienta nostalgia por mi persona, y que sufra lejos de mi y no aguante mas ese sufrir.

    Quiero que el me busque hoy y ahora. Quiero oír la voz de el, pidiendo verme para estar conmigo y volviendo a mi lado para siempre, diciéndome que me ama y que me quiere solo a mi.

    Gracias mi Niña Blanca por el favor concedido.
    GRACIAS MI SANTISIMA MUERTE EN TI CREO, Y EN TI CONFIO…

  5. ntísima Muerte Ayudame

    Poderosísima oración e invocación a La Santa Muerte para amarrar y hacer retornar en siete días a un amante, novio, o marido a tu lado.

    Por los poderes de la tierra,
    Por la presencia del fuego,
    Por la inspiración del aire,
    Por las virtudes del agua,
    Invoco y conjuro a la Santa Muerte.

    Por la fuerza de los ardientes corazones sagrados y de las lágrimas amargas derramadas por amor,
    Para que se dirijan a (…nombre de nuestro amante…) donde esté, trayendo su espíritu ante mi (…nombre propio…); amarrándolo definitivamente al mío.

    Que su espíritu se bañe en la esencia de mi amor y me devuelva el amor en cuádruple.

    Que (…nombre de nuestro amante…) jamás quiera a otra persona y que su cuerpo solo a mi me pertenezca. Que mis recuerdos lo apresen para siempre, por los poderes de esta Oración.

    Mi niña blanca, Santísima muerte usa tu poder y aleja a (…nombre de nuestro amante…) de cualquier mujer con quien el esté en este momento, si estuviera; que haz que su boca solo pronuncie y diga mi nombre.

    Yo (…nombre propio…); quiero amarrar el espíritu y cuerpo de (…nombre de nuestro amante…) porque lo quiero amarrado y enamorado perdidamente de mi.

    Quiero que el se quede dependiente y esclavo de mi amor, quiero verlo loco por mi deseándome ardientemente como si yo (…nombre propio…); fuese la última mujer en la faz de la tierra.

    Quiero su corazón prendido a mí eternamente, que en nombre de la gran Reina Santísima Muerte florezca este sentimiento dentro de (…nombre de nuestro amante…) dejándolo preso a mi las 24 horas del día.

    “OH Mi niña blanca, Santísima Muerte, has de traer a (…nombre de nuestro amante…) para mi, pues yo a el lo deseo, y lo quiero deprisa. Por tus poderes ocultos, que (…nombre de nuestro amante…) comience a amarme y a desearme a mi (…nombre propio…); a partir de este exacto instante y que el piense sólo en mi (…nombre propio…); como si yo fuese la única persona del mundo.

    Que (…nombre de nuestro amante…) venga corriendo hacia mí, lleno de esperanzas y deseo, que no tenga sosiego ni paz, ni descanso hasta que venga a buscarme, y vuelva manso u dulce a mí lado.

    Santísima Muerte yo te imploro para que me traigas urgente a
    (…nombre de nuestro amante…). Que me ame y me desee mucho, y venga manso y apasionado como yo lo deseo.

    Yo (…nombre propio…) agradezco a la Santísima Muerte.
    Y prometo siempre llevar su nombre conmigo. OH! Poderosa mi Niña Blanca, Santísima Muerte, Quiero de vuelta a mi amado (…nombre de nuestro amante…), que me entristece con su desprecio, y me hiere con su olvido.

    Quiero que el olvide y deje de una vez y para siempre, todos los otros amores, y a los que nos quieran separar.

    Que sea desanimado y frío con otras personas, que se desanime y sea frío con todas las otras mujeres, que cualquier otra mujer que este con (…nombre de nuestro amante…) se estrese y se desencante de el, y quiero que se peleen, y que el salga inmediatamente de la vida de ella, y le tome enojo, odio, aversión, rabia y rencor.

    Y que (…nombre de nuestro amante…) sienta enojo, odio, repulsión y rabia de cualquier otra mujer que ande con el ahora, y que ellos terminen esa relación urgentemente.

    Que el se sienta solo, humillado y avergonzado.
    Que (…nombre de nuestro amante…) venga a mi lado, pida mi amor y mi perdón.

    Oh! Linda Poderosa Santa Muerte, que en ese momento (…nombre de nuestro amante…) no quiera más andar con nadie, ni con sus amigos. Que pase sus días y sus noches pensando en mí, y pensando cómo va a hacer para HACERME FELIZ.

    Necesito mi Niña Blanca una señal, una llamada telefónica, cualquier contacto para yo saber si (…nombre de nuestro amante…) piensa en mi y que me quiere, y me quite de esa oscuridad.

    Que (…nombre de nuestro amante…) hable conmigo, que sienta fuertemente que me echa de menos.

    Usted Santa Muerte es fuerte y poderosa, traiga a mi amado a mis pies, para no más salir, y que venga corriendo, que deje todo y a todos, y que sólo piense en mi, y en hacerme el amor apasionadamente, que me penetre por adelante y por atrás apasionadamente, que me bañe con el jugo de su simiente, y que se embriague de lujuria con el néctar de mi sexo, que sus labios deseen profundamente lamer la miel de mis seños, y solo a mi me haga gemir de éxtasis y placer.

    Oh mi linda y poderosa Niña Blanca, Santísima Muerte, yo te pido que con tu grande y fuerte poder quites todas las barreras que están impidiendo que (…nombre de nuestro amante…) ame y desee locamente y quiera unirse a mi (…nombre propio…). Quiero a mi amado, amándome, deseándome y admirándome siempre.

    Que el no sienta mas deseos sexuales por ninguna otra persona. Que su miembro viril solo se endurezca al pensar en mi, o al rozar mi piel.

    Que su blanca y cálida simiente termine siempre sobre mi cuerpo, haciéndome gozar y vibrar de placer y amor.

    Que todos sus deseos sean sólo para mi, que sus pensamientos, gentilezas y bondades sean sólo para mí.

    Que (…nombre de nuestro amante…) quiera de verdad que yo (…nombre propio…) me quede con el, y que el se quede conmigo.

    Pero además, quiero que Usted, Linda Poderosa Santa Muerte, aleje de (…nombre de nuestro amante…) a toda y cualquier otra mujer, para que podamos ser felices juntos.

    Que el sólo sienta atracción y deseo sexual por mi.
    Que el me llame por teléfono, desde mañana y a todo instante.
    Que sienta nostalgia por mi persona, y que sufra lejos de mi y no aguante mas ese sufrir.

    Quiero que el me busque hoy y ahora. Quiero oír la voz de el, pidiendo verme para estar conmigo y volviendo a mi lado para siempre, diciéndome que me ama y que me quiere solo a mi.

    Gracias mi Niña Blanca por el favor concedido.
    GRACIAS MI SANTISIMA MUERTE EN TI CREO, Y EN TI CONFIO…

Comments are closed.